7 mar. 2013


BILLETERA MATA GALÁN

Materialista yo???? nononononono, PERO QUE NO!!!, estas mal papito, a mi no me importa cuanto ganes, donde trabajes, el cargo que tengas, si tienes o no carro y si puede pagar las cuentas en las salidas semanales que tenemos.

Materialista yo???? estas mal amiga, pero si para mi lo mas importante es el amor, me enamoraría del moto taxista, del emolientero de la esquina o del cobrador de combi de verbo florido, siempre y cuando, obviamente... tenga buenos sentimientos y me quiera... (y mientra dices esto pones cara de niña buena, de estúpida declarada, de María la del Barrio cuando ve a Luis Fernando, y salen corazones rosados a lo publicidad de concierto de las hermanitas Ayay).

Materialista yo???? jamas... eso es de rucas, de flacas que no se valoran y  que no tienen confianza en ellas mismas, materialista jamas!!!!!
Y vamos en nuestras filas con el discurso bien puesto, contándolo de memoria (mismo poema del día de la madre que la profe nos obligo a aprender pa recitarle a nuestro vegetal) ante hombres, mujeres, niños, familia y a desconocidos pa que tengan un buena impresión de nosotras a lo niña buena que va a misa todos los domingo, no toma, no fuma y no baila pegadito.

Patrañas!!!!!   

La coloquial frase... “BILLETERA MATA GALAN”, se jalen los crespos las flacas, entren en estado de coma los misios y l@s viej@s se escandalicen... es cierta... condenadamente cierta! Y cáiganse pa atrás todos... lo digo, lo grito y lo reafirmo... FEO CON PLATA... SE VE CADA DIA MAS BONITO!
Y al diablo lo demás; que nuestros limites de lo que es o no es tener plata sea para cada uno diferente, eso es otra cosa... pero de que hay parámetros los hay. (nunca olvidare que en una conversación escuche “mi enamorado es millonario... tiene una vaca, tele, computadora... replop!!!!)... es relativo querida, pa uno puede bastar con que pueda pagar el taxi, pa otra es necesario que tenga carrito asi sea una mazamorra y para la otra debe ser EL CARRO!...

No es acaso cierto que todas... queremos ese príncipe azul, impecablemente vestido, montado en un super  Ferrari Rojo, con un aire de “todo lo puedo” y que al abrir la boca nos llene de presentes que por cierto denotan un gusto exquisito????... admítanlo pillinas... lo desean!. Pero que pasa si ese principe azul... tiene la ropa, el Ferrari, la billetera... pero mas que príncipe tiene cara de  Tramboyo?... ¿que tanto importa?
A cuantas de nosotras no se nos ha caído el cielo al ir de la mano de un no necesariamente agraciado caballero, pero si con billetes que alegremente compensan con creces las obvias deficiencias o nos ha tocado sentirnos color carmin al ver a nuestro acompañante un toque pintón pero enfundado en fachas desastrosas, expresándose que da pena y sacando su sencillera para contar las monedas y decir...”flaca falta quina, ¿tienes?”.
¿Es maldad?, no lo se, pero por lo menos hipocresía no es.

Caballeros, entérense... “El dinero... te hace ver mas bonito”, no se si porque tienes a la mano trapos mas monos, porque puedes darte el lujo de ciertas ayudaditas que te hacen mas churro, o porque simplemente te da un aire de seguridad que es pocas veces observado si no tienes ni un quinto... pero eso mis queridas... es la realidad... pero si lo preferimos... shhh shhhh... nadie lo sabrá.
Billetera mata galán, mata chico bueno, mata y revive amores y sobre todo hace que por lo menos sientas que eres mas feliz aunque sea por un instante al lado del que te toca.

Otra cosa, y ya este seria tema de otro día, es que la billetera no solo deba servir para compensar deficiencias físicas sino también de comportamiento (con eso me refiero al grupo de soyunpatan.com), pero de que el principie azul... ES PRÍNCIPE ! y con esto me refiero a que no es un aldeano, ni el escudero, ni el bufón del reino... es lo que tenemos en nuestra cabecita... un príncipe azul, caballero, perfecto, que llegue a ser en nuestro imaginario, la realización de un sueño.

Suerte en su búsqueda mis queridas! Que la esperanza,,, es lo ultimo que se pierde, gracias a la chismosa de Pandora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario